Confiabilidad:

Es la confianza y seguridad hacia la Fundación IPSI, confianza que se refiere, a la familiaridad en el trato y que se refleja en factores como la calidad con la que ofrecemos servicios, las evaluaciones de calidad y nuestra cultura laboral, pero por encima de todo ellos se refleja mediante el ethos de la Fundación, es decir en los hábitos del corazón, lo que define nuestro carácter y rasgo que nos distinguen de cualquier otra.

 

Singularidad:

Para la Fundación IPSI, cada ser tiene sus particularidades y distinciones que implican un abordaje igualmente singular.

 

Efectividad:

Es nuestra capacidad de lograr los efectos deseados, esperados y proyectados.

 

Mejora continua:

Es una actitud general de apertura al cambio, superación,consolidación, desarrollo y trabajo en equipo, que debe ser la base para asegurar la estabilidad de los procesos y la posibilidad de mejora de nuestra Fundación.

 

Sello IPSI:

Es nuestro factor diferencial, lo que nos hace particulares; es la filosofía que guía el Modelo Terapéutico integral que adaptamos a todos nuestros proyectos, centrado en el ser.